giovedì, dicembre 22

No sé cómo me acordé de la existencia de este blog. Y para mi sorpresa alguien (o alguienS) sigue entrando. Nunca más pongo un medidor, menos no me puede interesar cuánta gente entra y demás. Pero en fin, este tal vez resulte más interesante porque ahí de hecho ESCRIBO, y tal vez hasta dure más que Inaccesible.

venerdì, settembre 9

just for the record..

..a veces odio a mi psicologo por hacerme decir tantas cosas que suenan a verdad..

venerdì, agosto 26

tan dificil sera amarme... me pregunto.. yo me amaria sin limites..
mentira, soy dificil a proposito, y eso complica, pero igual.. no puede ser ASI de dificil, tal vez simplemente asi ..aunque lo ideal sería.. asi.. pero bueno.. tampoco pido imposibles..
a quien le pido? a mi? o a los que no lo logran?
lo peor es que las frases hirientes que salen de mi.. ....a veces......... .......sientoquemelastimanmasamiquealosdemas...............
..............
..
y
?
bueno.. tal vez todo ese dolor que me hacen sentir, y q pienso q le pertenece a los demas, no es mas que
culpa
mis propios sentimientos
y algun otro...

giovedì, agosto 25

Y qué si me da miedo estar sola. Tan grave es..... qué cosa esta de recordarme continuamente que nadie me está poniendo nota por cómo hago lo que hago, o por qué hago....
pero es que si te ponen nota, y te la refriegan en la cara.. sobre todo cuando es un 0.
c
e
r
0

giovedì, agosto 18

Tipo 5 am, o algo así:

¿Cómo hacés para dormir?
-Mmm..
¿Eh? Porque yo no puedo..
-Con sueño
¿Y qué más?
-Con silencio.....
¿Y qué más?
-....
¿Eh? ¿Qué más?
-Silencio...
¿Algo más?
-Silencio...
¿Eso le vas a contestar a nuestros hijos?
-....
¿Pero vos te concentrás o te desconcentrás para lograr quedarte dormido?

lunedì, giugno 13

Who knows..

El tema es que no sé quienes serán, pero hay gente que entra acá. Y para qué? Y qué hacen? Será como un antro de rejunte de marginados?

sabato, maggio 28

Parece que el cyber espacio ya no es seguro. Nunca lo fue, pero ahora hay gente rondando que NO tiene que leer lo que escribo. Y hace unos días que tenía ganas de volver a escribir acá. Pero ahora no puedo evitar imaginarme qué pasaría si ciertas personas leyeran lo que escribo, y obviamente eso me frena. Así que voy a tener que pensar qué hago con mis blogs.

venerdì, marzo 4

mejor caminar con pasos de decepción

yo:
agh no puedo dormir
amiga:
a mi me duele todo el cuerpo
yo:
hoy en la cena le dije a X.. en serio 100% pensas q no vamos a cortar nunca? y me dice si.. y le digo no pero posta.. o sea.. yo cuando escucho de matrimonios de gente q se conocio a esta edad digo cualquiera.. no puede durar para siempre.. y me dijo si o sea.. si hubiera sido dentro de 10 años ya estariamos casados.. seria "ideal".. pero ahora es como q bla...
yo:
no se... tengo miedo en serio... me la paso todos los dias pensando en q no puede durar para siempre y q la gente se harta, se cansa, se aburre, las relaciones se desgastan y yo nunca voy a amar a alguien asi y siempre voy a comparar a a quien sea con el... y no voy a querer volver a enamorarme
yo:
que pasa si nos cansamos, si se pierde eso especial q tenemos, y me paso el resto de mi vida tratando de recuperarlo, con el o con otra persona, y nunca lo logro?
yo:
ya se q es re estupido y todo.. pero son las 4:33 je


iba a escribir un post al respecto, pero ya que lo acabo de expresar de manera tan precisa en una conversación de msn, copy paste y listo.
Y si en unos meses cedo a la tentacion de irme, por x tiempo, indefinido, y lo dejo a él acá, con todas esas depredadoras voraces que lo rondan continuamente, hasta en mi propia cara. Si ni siquiera le aviso. Eso encajaría con mi modo dramático para con las relaciones, sé que sería capaz. O tal vez no. Me iría por mi sed de viajar, de experiencias. Pero también lo haría para dejar correr el tiempo, porque a este amor le tengo mucha fe, y entonces cuando vuelva ya pasó suficiente tiempo, y ahí si happily ever after. Sé que no funciona así, pero justamente me asaltó ese pensamiento mientras intentaba dormir, y acá estoy. En un intento de exorcismo.

Me vino a la mente una canción..

Y así sigue la historia, creyendo que aprendí lo que no debo hacer,
y en vez de estar más seguro, me acerco más a perderme,
hoy sé menos que ayer y cada vez siento menos respeto por mi vida.
No tengo miedo a morirme, más miedo tengo a enfermerar
y yo no quiero dejar de disfrutar lo que enferma.
Y si ando lejos de lo que es correcto diganme dónde están los demás,
dónde estás cuando me quedo solo,
mas no quiero que vengas, pero dónde estás?
Ya me harté de mi mismo, de planear la razón, de planear lo que harás,
de planear lo que quiero sentir.
Y si ando lejos de lo que es correcto diganme dónde están los demás
dónde estás cuando me quedo solo
Mas no quiero que vengas, pero dónde estás..

Pienso en el aroma del pasto regado por el rocío, una manta te separa de él, pero tu cuerpo yace ahí. Ni los grillos se atreven a piar, porque las estrellas que cubren la noche son demasiado. Insoportables, pero no podés dejar de mirarlas. Donde estás, y miles de otras preguntas que las estrellas fugaces definitivamente no pueden contestar.
Been there, done that. Sigue siendo una de las mejores experiencias que hay. Tal vez la gente es tan infeliz porque no puede ver el cielo estrellado (los citadinos).

Recién leí mi blog entero, pensé que quizás se lo podía mostrar, pero no da. Este es mi espacio, mio solito. Me mejoró un poco el humor, además pasé de canción.

Momentos en que dije NUNCA MÁS ME DEJO LLEGAR A ESTO:
-Cuando pensé que estaba embarazada.
-Cuando fui a rendir sin haber estudiado (y todo el sufrimiento previo).
-Cada vez que vuelvo tarde a mi casa en bondi, y tengo que caminar por las oscuras calles del centro y siento que alguien me sigue (en realidad ni me acuerdo cuándo fue la última vez que me pasó eso)
Seguramente me volverá a pasar muchas veces todo lo que puse ahí, pero en fin.. blabla.. me cansé.

Quiero recordar algo que hablé con mi psicólogo hoy, para no olvidarme. Cuando era chica lo trataba mal a mi papá, pocas veces lo sentí REALMENTE como a un padre, en el nivel en que sentía a mi vieja como a una madre. Lo maltrataba, todavía me da culpa. No lo respetaba mucho. Y ahora que es un hijo de puta EN SERIO, no lo puedo tratar mal. Tengo mil puteadas y comentarios hiper-hirientes en la cabeza, pero lo trato bien. Digo que no lo quiero lastimar, pero no es del todo cierto. El tema es que ahora no tengo ninguna seguridad con respecto a él, y evidentemente no quiero que se vaya, que me deje. Más allá de todo, sigo queriendo que sea mi papá. Obvio que yo no lo acepto, en este momento todo lo que siento hacia él es negativo. Me niego a dirigirle la palabra, pero por qué. Porque el no-hablar es mejor que el tratar mal. Porque al no-hablar queda todo suspendido, inmóvil, en cambio si lo trato mal puede decidir dejar de ser mi papá, del todo, no sólo en parte como hizo hasta ahora. Uh, si mi psicológo leyera estas últimas lineas!

Acá dejo.

giovedì, marzo 3

Mentalizarme, pensar que esto no lo va a leer nadie. Ya sé el final, pero lo olvido por un rato. Es difícil desnudarse en una hoja de papel. Dejar caer la ropa, una prenda por vez. Mi viejo me está cagando la existencia, y lo que me hace sentir, sobre todo, es pena, lástima (por él). Ahí me saqué los pantalones. También me duele, mucho. Y vuelven esos viejos sentimientos, de cuando la loca era mi vieja, y yo era chica, y dependía mucho, me agarraba esa sensación de calma. Calmate, porque de acá no te podés ir hasta dentro de varios años, y aun así esto te va a seguir afectando. Esas y otras frases resonaban en mi cabeza, trataba de tranquilizarme. Tal vez por un rato lograba olvidarme de lo que pasaba, y cuando me acordaba no lo creía. Ahora me pasa todo eso de vuelta. Ahí me saqué la remera, y no sé si seguir, no sé si quiero mostrarle mi ser a esta hoja de papel ficticio. Es que estoy harta de sentir todo lo que sienten los demás. Algo pasó hace poco. Volví a mis viejos hábitos. Cuando era chica, era de una manera muy particular. Después crecí y me olvidé todo lo que sabía, lo que era. Y ahora empecé a acordarme, y en parte recuperé un poco lo que solía ser. La cuestión es que cuando era chica sentía todo lo que sentían los demás. Los casos en que podía preguntarles, o decir algo al respecto, resulta que siempre tenía razón. Con sólo escuchar el tono de voz de alguien, la manera de decir una determinada palabra, cierta mirada.. lo que sea.. Lo que pasa es que la gente siente una cantidad de dolor demasiado grande para mi. Me gusta esta conexión, pero a la vez me hace mal. No sé que hacer con esto. El dolor, la vergüenza, la inseguridad, siento todo. Todo lo “negativo” al menos. Mentalizarme, pensar que esto no lo va a leer nadie, y ya sabía el final: sí que lo van a leer.
Lo que me desvela:
-Los quilombos que me arma mi viejo
-Mi futuro, de qué trabajar, si podré irme a vivir sola
-El dolor ajeno que siento adentro mio
-El hecho de que estoy desvelada

y todas las noches es lo mismo.
Este fin de semana me voy con mi familia y mi amorcito a un hotel fuera de Capital, en San algo. Espero andar a caballo. Ya veremos qué resulta de la experiencia.

venerdì, febbraio 25

Pirandello se me adelantó. La cuestión es que está cada una con su careta, hablando, actuando, reaccionando, y quizás hasta pensando, como las demás esperan que lo haga. Cada una metida en su personaje. Se me hace totalmente aburrido, insulso y hasta insoportable. Porque además yo también soy así cuando estoy con ellas. Por eso el alejarme. Para ser más como yo, y menos como ese personaje que además no me gusta.

giovedì, febbraio 17

estallando de pasión

Una de mis vidas ideales tendría los siguientes elementos:
Mi novio, sexo, viajes, porro y alcohol, mucha música, comida deliciosa y libros, y escribir.
Tengo miles de vidas ideales, soñadas. En algún viaje a Brasil, quise irme a vivir a algún pueblito de ahí, vivir en una cabañita con piso de arena, tener un amante parecido a alguno de los bombones de Ciudad de Dios (que no se cagara a tiros con nadie en lo posible), vender la ropa y collares que hiciera, o vivir de alguna actividad super relajada que me permitiera pasar la mayor parte posible de mi tiempo en el mar, o en una hamaca paraguaya.
También me encanta la idea de ayudar, lisa y llanamente. Este verano me estaba por ir a Tailandia, a ayudar en un hogar de nenes, ya me habían aceptado, y por suerte elegí no gastar mi plata en eso (había que pagar para ir). Me encantaría ayudar a cualquier organización que hiciera algo por la naturaleza, los animales, o los chicos, y si me permitiera viajar, mejor.
Tengo muchos más, pero todos tienen en común el hecho de viajar, de experimentar lugares y culturas, de vivir plenamente, en contacto con la naturaleza lo más que pudiera, y de escribir al respecto (siempre). Cuánto más pasa el tiempo, más me doy cuenta de lo que es importante para mi.
Pero lo que más me mueve ahora, es el amor que siento por él. No sé qué voy a hacer con tanto amor. Citando a Lucía (Paz Vega en Lucía y el Sexo): “Me voy a morir de tanto amor”. Me está matando en serio. Ni todos los gestos del mundo, ni todos los besos, ni las caricias, ni todo el sexo, ni todas las palabras. Nada de eso me alcanza. Necesito gritarlo, quemarme las cuerdas vocales, caer arrodillada, arrancarme la ropa, y gritar un poco más. Y ni siquiera eso sería suficiente. No sé qué o cómo hacer. Es como le dije ayer: “Aunque de ahora en más pasara cada segundo de mi vida con vos, no me alcanzaría, no sería suficiente”.

mercoledì, febbraio 16

Si quiero que las cosas funcionen, tengo que seguir en el plan de sincerarme.
Este post lo vengo evitando hace mucho, porque NO QUIERO.
Pero no me queda otra.
En mi colegio es difícil llevarse materias el último año. Yo me llevé 3, y somos pocos los que cometimos ese estúpido error. El lunes y martes que viene tengo que rendirlas, y todavía no estudié NADA. Y no puedo estudiar. Estoy alteradísima, llena de culpa, pero no puedo.
Hoy hablando con mi novio sobre el tema, me di cuenta que en parte lo que me pasa es que nunca estudié y me fue mal. Siempre preferí no estudiar, y ver si zafaba, y si me llegaba a ir mal, no importaba porque no me había esforzado. Las pocas veces que si estudiaba, me iba bien. No podría soportar que me fuera mal habiendo estudiado, y sentirme como una idiota.
Es un mecanismo de defensa que evidentemente he conscientizado, y aun así no puedo desprenderme de él. Y por eso estoy acá, escribiendo y hablando por msn en vez de estudiar.
No voy a poder empezar la facultad, no voy a poder liberarme del colegio, voy a ser una idiota, una tarada. Me voy a humillar adelante de esos profesores. Me van a humillar. Me van a hacer sentir tan mal como siempre. Nunca voy a poder terminar el colegio. Es tan simple como eso.

lunedì, febbraio 14

Cómo lloré. Me quedé dormida viendo tele, hace mucho que no me quedaba dormida, sin darme cuenta. Estaba en el sillón del living, me acuerdo que primero estaba dormitando y nada más pensaba que cuando viviera sola tenía que tener un sillón muuuy cómodo en el living o donde estuviera la tele, porque no hay nada mejor que esas siestas. Entre otras cosas, soñé que había no sé que evento familiar, y estaba todo el mundo, incluyendo a mi abuela, la imagen no es tan clara, pero la voz si. No paraba de hablar en el sueño. El tema es que al toque me avivé de que no podía ser, porque mis abuelos están muertos, y me ponía rrre mal. Me largaba a llorar desubicado. De repente ese evento o festividad familiar se ve que era año nuevo, y había un montón de gente y NADIE me preguntaba qué me pasaba, sólo mi vieja, y a ella no quería contarle porque es mi abuela materna de la que hablo, y pensaba que se iba a afligir. No sé qué significa el sueño, pero me acuerdo que mi mente o mi cuerpo estaba haciendo esfuerzos porque llorara despierta también, porque no me alcanzaba con lo que podía llorar en el sueño. Me pasó a veces de despertarme llorando, pero esta vez no lo lograba y casi que me despertaba pero al final seguía con mi llanto de sueños. Al final me despertó mi novio llamándome por teléfono. El tema es que quedé re cansada, justamente como cuando uno llora por horas. Y todos sabemos que no hay nada peor que despertarse cansado, y gritarle al novio en Valentine's, y no tener ganas de vestirse para ir a comer. Querer meterse en la cama y decirle traeme comida rica y miremos un dvd. Pero bueno.. me callo la boca no sé por qué, y me voy a vestir.

it's just a little crush..

Es uno de mis instructores de escalada. No me atrajo en un principio, pero hoy estuve charlando con él, y no sé si es porque nos cagamos de risa (característica fundamental en un hombre), porque me atrae lo que hace, o qué tiene, la cuestión es que me gusta. Hoy hubo un pequeño intercambio de onda, nada importante. La cuestión es que yo había salido con las chicas y se frustró la salida, volví como a las 5 y vino mi novio a casa, a quien by the way le tengo que poner un apodo porque obviamente no quiero usar el nombre real de nadie. Anyway, nos quedamos boludeando haciendo algo que no era sexo exactamente, no sabría definirlo, la cuestión es que pude dormir sólo una hora. Y el cuerpo me dolía de haber escalado ayer. Llegué al curso de malas, sin ganas de pensar cómo enganchar mis manos y pies como para subir en vez de caerme. Traté una vez y me frustré, y ahí fue cuando me puse a hablar con este instructor, que es pelilargo, cosa que a mi nunca me atrajo particularmente, más bien lo contrario. Me quedé charlando con él, hasta que me convenció de subir, y una vez arriba hablamos un poco más, yo ahí creo que le empecé a tirar un poco de onda porque como logré subir de toque me sentía la reina de la escalada, y caminaba mirando a la Lugones, haciéndome la que no me ponía un poco nerviosa estar a esa altura con tan poco lugar para apoyar mis pies. Después hubo un rato de teórico, rapelamos (todavía no entiendo por qué la mayoría estaban tan nerviosos por rapelar), y cuando bajé lo vi anotando algo en una hoja y muy inocentemente le pregunté si estaba pasando lista, a lo que me contestó que si, pero que no me preocupara porque a mi me había anotado antes que a los demás, obvio.
Y ahí yo dije ah! así se sentía, me había casi olvidado.
Y después me di cuenta que ohh! tengo novio, y resulta que hace muuucho que no sentía el más mínimo ínfimo interés por otro hombre. Y ahora esto. Me había olvidado de lo liberador que es fantasear. Porque si no cumplís con todo lo que me gustaría que hicieras ahora que estoy tan PMSeíca, entonces me imagino que mi instructor si sabe leerme la mente. Claro, eso fue lo que me gustó. A mi me copa que me sepan llegar, convencerme. En un segundo me psicopateó amigablemente como para que subiera la pared, y lo logró. Que buena onda.

sabato, febbraio 12

Escribí un post medio largo y muy pedorro sobre escalada, porque hoy empecé y fue ESPECTACULAR. Y me di cuenta que si yo hubiera leído eso en otro blog hubiera pensado que era un TREMENDO embole (el post Y escalada). Así que en el nombre de La Escalada, me callo. Sólo digo que toda mi vida no-me-apasioné por casi ningún deporte, más bien los desprecié. Y que igual tengo una categoría que es: actividades físico-deportivas que realmente disfruto, entre las cuales están:
.Andar a caballo
.Andar en bici
.Rafting
la verdad que no se me ocurren muchas más

giovedì, febbraio 10

In many ways they'll miss the good ol' days..someday..someday..

Me encanta estar convirtiéndome en una persona que se puede expresar.
Cuando era chica (jardín de infantes), ni bien llegaba a la puerta del colegio, cerraba la boca, y así me quedaba por el resto del día. O por lo menos a los 3 años era así. No hablaba, pero para nada. La maestra me preguntaba por qué no hablaba, y una vez le dije que era porque me daba vergüenza mi voz. Salía del jardín y le contaba todo lo que había pasado durante el día a mi mamá. Cuando tenía 4 o 5 años, uno de mis compañeritos de jardín sabía leer, y era LA sensación. Era re popular, y todas las maestras lo re querían y lo hacían leer frases en voz alta. Yo también sabía leer, me había enseñado mi hermana, jugando a la maestra, cuando yo tenía 3 años. Pero no me animaba a decirlo, apenas si hablaba. Nada que ver, pero ese chico se sentó al lado mio durante todo el secundario, y en el 2004 fue mi novio por algunos meses.
Fui creciendo, y animándome a hablar un poco más. Pero siempre fui tímida, hablaba bajito, me sonrojaba.
Cuando tenía 12 o 13 años me solté, y ahí ya no tenía problema en hablar hasta por los codos, un día una profesora me hizo un comentario al respecto y yo le conté que de chica no me atrevía a hablar y no me creyó.
Después hubo otros factores, como el alcohol, que me hicieron ser extra-charlatana y amigable, obviamente.
Y terminé siendo la caradura, a la que mandaban a hablar si hacía falta decir algo que nadie se atrevía, encarar a alguien, o consultar algo. No sé si me daban el crédito necesario, pero siempre era yo la que iba, la que discutía si hacía falta (como cuando no nos querían dejar entrar a ver El Coleccionista de Huesos porque éramos muy pendejos (ahí me enamoré de Angelina)).
Lo mismo en el colegio, éramos 5 que siempre defendíamos a los demás, y a los derechos humanos y del estudiante ya que estábamos (ja!).
Pero me sigue pasando que cuando concentran la atención en mi, me sonrojo, y hasta me pongo un poquito tímida. Tuve un profesor de teatro el año pasado, que me dijo que cada vez que me hablaban directamente a mi, o que me preguntaban algo, yo tenía maneras de demostrar que me incomodaba un poco la atención: acomodarme en el asiento, rascarme el brazo, ponerme el pelo atrás de las orejas, etc.
Sin embargo, soy mucho mas consciente de esas cosas ahora. Antes si me pasaba eso mis respuestas eran "si", "no", "no sé". Lo cual hubiera sido un incoveniente si no lo modificaba, ya que hubiera sido adolescente por siempre, y además me hubiera ido muy mal con suegras, entrevistas de trabajo, y cualquier tipo de vínculo humano que quisiera establecer.
Ahora hago un esfuerzo consciente, que cada vez me sale más naturalmente, por Charlar. Por estúpido que suene.
Obvio que no siempre me pasó así, y que con algunas personas se da más fácil. Pero tengo una tendencia a creer que cuando me preguntan algo, realmente lo hacen por cortesía o para rellenar silencios, y no porque les importa. Estoy tratando de sacarme esa idea de la cabeza.
A lo que me refería al principio del post, es que más allá de que siempre me costó hablar, más todavía me costaba expresar lo que me pasaba. Hace relativamente poco empecé a hacerlo, y hace menos todavía que me sale bastante bien. Puedo expresar mis necesidades, lo que me molesta, lo que pienso, lo que siento, y todo de buena manera (no siempre, obviamente). Para mi eso es un logro gigante.
Así como siempre fui muy sincera y frontal, y si me parecés un pendejo hipócrita te lo digo (ese después me dijo que estaba enamorado de mi, y hasta el día de hoy tiene una especie de crush), lo que a Mi me pasa, nunca me salió muy bien.

mercoledì, febbraio 9

No quiero que mi blog sea sobre él, pero él es parte de mi, y esto lo amerita:
Hoy: humor de mierda, calorrrr, muy pesado todo, caminar por el microcentro con mi hermana y una cantidad de autos y bondis y ruido increíbles, cagarme de hambre, todavía no me vino, no saber en qué programa había decidido trabajar mi novio al final, etc. etc.
En el medio de eso, le comentaba a mi hermana que él nunca me regala flores.
Bastó con eso, para que él, en otro barrio, sintiera mi pesar por no haber sido nunca muuuy mimada de esa forma, y me trajera un ramo hoy cuando vino a mi casa.

martedì, febbraio 8

La última vez que corté con mi novio fue durante la primera semana de agosto del año pasado. Estuvimos separados por 4 meses y un poco, ambos saliendo con otra gente. El 12 de noviembre, pasadas las 12 de la noche, o sea que ya era 13 (mi cumpleaños), nos encontramos porque los dos fuimos a ver a una banda, y él decidió que no me odiaba más por todo lo que le había hecho, y me dio un beso. Mi horóscopo (uno en particular que leo) decía que unos días después, por decir algo el 19 de noviembre, iba a recibir una llamada que iba a ser muy importante. Él me llamó, nos quedamos hablando toda la noche, hasta que se hicieron las 7 de la mañana y yo me tenía que ir al colegio, y en algún momento en esas horas, decidimos volver. Desde entonces creo fielmente en ese horóscopo. En enero no decía nada interesante, pero hoy se me ocurrió entrar, para ver que me decía sobre febrero, y estaba SEGURA de que iba a encontrar esto:

If you've been longing for a baby, there's great news! Your bundle of joy may be on the way, even sooner than you thought. Not ready to be a parent yet? Be very careful, especially at month's end.

¿Le creo no le creo? ¿Me lo tomo en serio?
No sólo eso, si no que lo llamo a él, antes de leer el horóscopo, para ver si había conseguido el trabajo o no. Y cero onda pero maaal, nunca lo escuché así. Ok, podía estar ocupado. Pero a mi, así, no. Si está trabajando en un programa con una de esas tetonas que aparecen en la tele justamente por su delantera, lo dejo.
Y oh casualidad.. me pregunto por qué estaré tan hormonalmente histérica.
No puedo evitar recordar. Esto de pensar que quizás estoy embarazada me hizo plantearme millones de cuestiones, me puso por demás reflexiva, y me hice preguntas que no me gusta contestar.
Pero además me la paso reviviendo viejas sensaciones. Como ayer, tipo 5:30 AM, llovía despacito pero constante, y aún no era de día. Me sentí como un día cualquiera de invierno, a las 7 y algo de la mañana, cuando me levantaba para ir al colegio, todavía era de noche, y el clima me decía: "quedate en la cama", y yo lo hacía. Siempre hice lo que se me antojó en ese sentido. Me tendría que haber quedado libre todos los años, pero como mi (ex)colegio es para ricachones con aires de realeza, no se gastan en dejar libre a la gente, porque no les conviene perder alumnos. Se están por quedar en bancarrota porque cobran una hijaputez y cada vez hay menos gente. La cuestión es que la humedad, el frío, mi cama que me invitaba a meterme en ella, el cielo todavía oscuro, y yo semi dormida, o tal vez semi despierta, eran todos factores comunes entre ayer a la mañana antes de irme a dormir, y hace X tiempo cuando me levantaba para después seguir durmiendo. Era esa sensación que me hacía sentir un poco mejor, cuando me levantaba y ya sabía que iba a faltar al colegio, pero me quedaba despierta desayunando y mirando tele, y pensaba que si no fuera porque asistir a clases era una tortura, yo me podía levantar temprano. Y eso no tiene sentido para cualquiera que lo lea, pero el tema es que yo SUFRÍA por levantarme a las 7 y pico de la mañana. La realidad, es que más de la mitad de las veces ir al colegio no me jodía, era lo de la mañana lo que me alteraba profundamente. Soñaba con el momento en que terminara, y pudiera elegir qué hacer de mi vida, pero además, como lo más probable era que fuera a la universidad, sabía que iba a poder elegir en qué horario ir. Y eso me mataba de la alegría. Y de hecho elegí la tarde.
Pero falta un pequeño detalle. Que no quiero escribirlo ahora, pero es una de las dos cosas que me deja insomne, tirada en la cama, sin ningún consuelo, por horas.
Y qué raro que es todo, hablando de dormir y de los sueños. Esta noche soñé que había perdido el cargador de mi celular, y me ponía muy mal en serio. Era casi como una pesadilla, me angustiaba. Yo digo ¿no?: ¡¡ya me gustaría a mi tener esos problemas!!

Papa I know you are going to be upset..

Cause I was always your little girl
But you should know by now
I'm not a baby
You always taught me right from wrong
I need your help, daddy please be strong
I may be young at heart
But I know what I'm saying
The one you warned me all about
The one you said I could do without
We're in an awful mess, and I don't mean maybe - please
Papa don't preach, I'm in trouble deep
Papa don't preach, I've been losing sleep

O sea, me pasé las últimas 30 horas (por elegir un número, no es que sé exactamente cuantas horas fueron) pensando que podía estar embarazada. Y no es que (aunque me mate decirlo) ahora tenga la certeza de que no es así, pero es muy improbable. Y me siento mejor porque pude hablarlo con él, y esa era mi misión imposible.
Es irreal hasta pensarlo, ni hablar de decirlo.
Por ahora no quiero ni seguir escribiendo sobre esto, creo que hasta que no me venga hago huelga de blog..
no mentira, pero buen, hace mucho que no estaba tan estresada y nerviosa.
No sé, por ahora realmente no puedo decir más.

sabato, febbraio 5

Quiero vivir en el planeta de la publicidad de Telefónica. Mil veces ese lugar apareció en mi imaginación, hasta que un día lo vi en la tele.
A veces me siento un poco superior a los demás. Un poco bastante. Pero rara vez lo acepto. O sea, no me lo acepto a mi misma. El tema es que me siento superior con cosas bastante banales, ba qué se yo..
Nunca pensaría que soy superior a alguien en el área intelectual por ejemplo. En cambio en el sentido de relaciones sí.
Pero en realidad, ya que el punto de este blog es ser sincera, creo que siempre estoy haciendo cálculos y listas en mi mente, a una velocidad tan rápida que ni siquiera me doy cuenta. Y sin embargo después los resultados quedan establecidos en mi cerebro como hechos, como verdades, que a veces son implícitas, pero aún así las creo.
Me la paso encasillando a todo el mundo, con cantidades de categorías diversas, y realmente no me doy cuenta. Aunque en parte sí, porque es lo que me permite percibir cosas que nadie más nota, o anticiparme a los hechos.
Detesto que encasillen, que pongan etiquetas, y ahora veo que yo lo hago. Más allá de que es imposible no hacerlo del todo, estamos demasiado acostumbrados. Y no me gusta. Me pregunto si es posible dejar de hacerlo, o si nuestra (mi) naturaleza que nos obliga a definir todo, no nos lo permite.


Una de las pautas, que me hizo darme cuenta de que estaba enamorada, de que estaba completamente entregada, fue que dejé de imaginarme cómo sería el novio o amante ideal. Dejé de fantasear sobre el hombre de mi vida. No porque mi novio sea perfecto ni nada por el estilo, ni porque me guste TODO sobre él, si no que cuando me ponía a imaginar a esas personas, me interrumpía a mi misma, dándome cuenta de que todo eso que podía llegar a desear, él lo tiene. Y las cosas que no tiene, son completamente prescindibles. Ya no busco tal o cual característica, quiero exactamente a la persona que él es. Y fue hermoso darme cuenta de eso.
Ah, y dejaron de parecerme lindos el 99% de los hombres que antes me hubieran vuelto loca, y el otro 1% no se me ocurre ahora. Tal vez haya dejado de notar a todo el resto del mundo masculino.

venerdì, febbraio 4

Ya sé lo que dejé pasar antes. Es que soy una enferma. En muchos sentidos, pero en este caso lo digo porque te quiero para mi, y sólo para mi. Obvio que nuestra relación tiene como uno de sus puntos básicos la exclusividad. Pero quiero que me ames a mi más de lo que pudiste o puedas llegar a amar a alguien, quiero que me desees sólo a mi, quiero que conmigo goces como nunca, quiero que si algún día cortamos pienses en mi constantemente, que si estás con otra, cuando cierres los ojos para besarla o los abras para penetrarla, sólo puedas pensar que ojalá que fuera yo la que está arriba tuyo, y que trates de imaginarlo y te mueras de la angustia cuando te des cuenta que no podés. Quiero que cuando sonrías sea porque estás pensando en mi. Que sueñes conmigo todas las noches. Quiero que todos tus planes me incluyan a mi.
Sé que para mi es así.

no me imaginaba que eras tan....

¿Cómo sería no tenerte?
No poder abrazarte o besarte. No sentir tu cuerpo a la noche. Es cursi, pero me lo pregunto constantemente. No me permito disfrutar demasiado del momento. Al rato ya me estoy llenando con preguntas, que me queman completamente. Me consumen.
Y disfruto de cada gesto, de cada palabra. La manera en que me explicás las cosas. Tu punto de vista, nunca había imaginado que alguien podía pensar así. Tener ese enfoque.
Cómo me besás. Tus caricias, me tocás y yo me derrito.
Tu mirada cuando me contás todo lo que me querés. Pero ultimamente falta eso. Esa mirada que antes casi nunca te faltaba. No sé si mis inseguridades me nublan la visión, o si vos realmente cambiaste. ¿O será que yo estoy más enganchada que en cualquier otro momento?
Después de un año y medio de idas y vueltas, finalmente entendí cuánto te necesitaba, ¿me di cuenta muy tarde? No, porque después de toooodo, seguimos juntos. Y el toooodo definitivamente indica un largo camino recorrido. ¿Pero entonces qué? Cuando me portaba mal, cuando era cruel, era cuando más me buscabas. Cuando te tenía cagando. Ahora soy sincera, te digo todo lo que te necesito, y ya no te gastás en nada. Yo hago todo.
O simplemente (digo.. tal vez..) es la primera vez que amo a alguien así, y que estoy en una relación estable, y no sé reconocerlo.
Con vos tuve muchas relaciones, pero una así, que hasta podría decirse adulta, nunca tuvimos.
También están mis mentiras, que me persiguen. Ayer cuando llegué más temprano que vos al cine (creo que fue la primera vez en mi vida) y te esperé sentada afuera, me puse a pensar. Y esos fantasmas que me persiguen, las cosas que pasaron y que nunca te conté.. ¿dónde van a quedar con el pasar del tiempo? ¿Me van a perseguir por siempre? ¿Debería decírtelas? Pasa el tiempo y algunas cosas no las aprendo. Y cuando habían pasado 10 minutos de esperarte, decidí contártelas. Y si me dejabas, me dejabas. Y si tenía que sufrir, sufría. Pero no podía estar en una relación que no era del todo verdad. Quiero saber si seguirías estando conmigo después de saber que el peor engaño de todos, no te lo conté. Y eso que hubo muchos, pero ninguno como este.
5 minutos después llegaste, y cuando te vi acercarte.. tan hermoso, mirándome con esos ojos que me comen entera, y esa sonrisa que te hace irresistible pero en serio, me tuve que morder la lengua. Y tener amnesia temporal, para olvidarme de mis preocupaciones. Y te besé con mi boca de mentira. Y te reté por olvidarte las fotos, con mis reprimendas mentirosas. Vimos la película, y me asusté y te mordía la mano, con fuerza de mentira. Porque nada era real. Y pasamos la noche juntos, en mi casa (como pocas veces lo hacemos), y era todo de mentira. Pero yo tenía ganas de creerlo. Porque siempre tengo ganas de creer las mentiras. Y nos quedamos charlando por horas as usual, y mis críticas hacia otras relaciones, en este caso la de mi hermana y su novio, era una hipocresía. Y todas las veces que te dije que te quería, ¿eran mentira? Definitivamente esto no es sinceridad. Y todo lo bueno que puedo decir sobre nuestra relación, se termina cuando me acuerdo de lo que hice.
No me alcanzan las palabras para expresarlo. No sé como decirlo. Pero quiero estar con vos para siempre. Y mis miedos me paralizan por momentos.

giovedì, febbraio 3

Se supone que ahora voy a poder ser sincera. Y yo sé que no, porque siempre voy a tener el miedo de que alguien encuentre este blog y se entere de todo lo que no podía decir en el otro. Igual siempre somos sinceros. Siempre siempre de los siempres. Lo que puede ser considerado como una mentira, o como una hipocresía, simplemente porque no se aferra a "la verdad", en realidad sigue siendo algo que sale de adentro nuestro. Que nos surgió, por algún motivo. Entonces, si sale de nosotros, es una forma de sinceridad. El error está en pensar que uno es uni-facético (existirá eso?), entonces si no amás a alguien, y le decís te amo, no estás siendo sincero. Pero no, porque por algún motivo se lo dijiste. Ya sea porque tenés miedo de decirle que no lo amás, porque te gustaría amarlo, o whatever. Es algo que surgió por un motivo que existe adentro tuyo, y eso es sinceridad.
Or at least that's one way to look at it.